DECLARACIÓN DE FE

Iglesia Vétero Católica Liberal , una Iglesia abierta al siglo XXI donde todo el mundo es bienvenido.

6.1. La Iglesia tiene un corpus doctrinale con el que se siente plenamente identificada, porque se basa en principios bíblicos, es también conforme a lo que confiesa la Fe Católica y a lo que enseña la Tradición de la Iglesia indivisa, sin adiciones ni dogmas humanos inventados. Entre alguno de sus muchos principios de fe, caben destacar los siguientes:
(i) El Antiguo y el Nuevo Testamento como nuestras escrituras.
(ii) El Credo Apostólico y el Niceno como las declaraciones suficientes de la fe cristiana.
(iii) Los primeros siete Concilios de la Iglesia indivisa como el estándar de la doctrina.
(iv) La aceptación y praxis eclesial de la Declaración de Utrecht de 1889, la Declaración de Bonn y, en última instancia, la Confesión de Augsburgo.
(v) Los siete sacramentos de Bautismo, Eucaristía, Confirmación, Matrimonio, Unción de Enfermos, Reconciliación y Ordenación.
(vi) El histórico ministerio tripartito de Obispos, Sacerdotes y Diáconos en la Sucesión Apostólica.
(vii) Los Diez Mandamientos y el Sermón del Monte (Bienaventuranzas) como el estándar de la moral cristiana.

6.2. La Eucaristía o Santa Misa es el eje central de la Liturgia de la Iglesia. Para las celebraciones eucarísticas se servirá, indistintamente, de la Liturgia de la Iglesia Católica Liberal (tanto en latín como en lengua vernácula), el Misal de San Pío V (en lengua vernácula o en latín) y también del Libro de Oración Común (LOC, versiones de 1662, 1928, 1962 y 1979) anglicano. Aparte de la Misa Tridentina, se permite, autoriza y anima también al clero a poder celebrar las eucaristías, con entera libertad, según el antiguo Rito Visigótico o Hispano Mozárabe, Rito Galicano y el Rito Cartujano sin trabas ni censuras de ningún tipo.